blog
> Suscríbete
 

Marcando la casilla de aceptación de nuestra Política de Privacidad, usted otorga su consentimiento expreso al REAL E ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE FARMACÉUTICOS DE SEVILLA (en adelante RICOFSE), responsable de esta web, para la recogida y el tratamiento de los datos personales que proporciona en el presente formulario. Estos serán almacenados en servidores propios del RICOFSE, ubicados dentro de la UE, y podrán ser usados exclusivamente para enviarle notificaciones de nuevas publicaciones en su Blog. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en ricofsearrobaredfarma.org y consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.
 
> Síguenos en las redes
 
> Buscar
 

¿Cómo afectan los medicamentos a nuestra capacidad de conducción?

Algunos medicamentos pueden producir efectos adversos que influyan directamente sobre nuestros reflejos al volante. ¿Quieres saber cuáles son? Te lo contamos todo en el post de esta semana.
 
Algunos medicamentos, incluso los que no precisan receta médica, pueden disminuir la capacidad para conducir de forma segura.   
 
Debemos prestar atención a los siguientes efectos adversos de los medicamentos que estemos utilizando: 
 
Somnolencia
• Dificultad de concentración o para permanecer alerta 
Visión doble o borrosa 
• Sensación de vértigo
• Disminución de reflejos: lentitud de reacción
• Falta de coordinación, sensación de inestabilidad 
• Desvanecimientos, mareos  
 
Es importante saber que siempre que comencemos a tomar un nuevo medicamento, aunque sea sin receta, incluidos los medicamentos u otros productos a base de plantas medicinales, debemos consultar al profesional sanitario sobre los riesgos de conducir mientras dure el tratamiento así como leer el prospecto.   
 
 

¿Qué medicamentos pueden afectar a la capacidad para conducir?

 
Entre los medicamentos que pueden disminuir la capacidad para conducir cabe destacar los que se utilizan para tratar: 
 
• Trastornos del sueño (hipnóticos)
• Ansiedad (ansiolíticos) 
• Psicosis (antipsicóticos) 
• Depresión (antidepresivos) 
• Epilepsia (antiepilépticos) 
• Enfermedad de Parkinson (antiparkinsonianos) 
• Dolor (analgésicos) 
• Migrañas (antimigrañosos) 
• Para anestesiar (anestésicos) 
• Demencia
• Alergias (antialérgicos o antihistamínicos) 
• Gripe y catarro (Antigripales y Anticatarrales) 
• Afecciones oculares  
 
Pide siempre consejo a tu médico o farmacéutico si estás utilizando o vas a utilizar alguno de estos medicamentos.  
 
 

¿Cómo podemos identificar estos medicamentos?

 
En sus envases aparece el pictograma de la conducción. Dicho pictograma consiste en un triángulo equilátero rojo con el vértice hacia arriba y un coche negro en el interior sobre fondo blanco, muy similar a una señal de tráfico, con la leyenda “Conducción: ver prospecto”. Busca en el cartonaje de los medicamentos que estés tomando si aparece este símbolo de advertencia.
 
Este pictograma NO prohíbe la conducción, sino que ADVIERTE que es recomendable leer en el prospecto todos los efectos adversos que puede provocar. En el prospecto, busca en la sección 2, el apartado “Conducción y uso de máquinas”, donde se indican las precauciones que se deben tomar en relación con los efectos adversos que puedan afectarte, y léelo con atención.  
 

¿Cuándo prestar especial atención?

 

• Al comienzo del tratamiento o ante un cambio en la dosis.

• Cuando se toman varios medicamentos a la vez, ya que cuanto mayor sea el número de medicamentos que se consuman a la vez, mayor es la probabilidad de experimentar efectos adversos y/o interacciones.

• Si se consume alcohol: se debe evitar el consumo mientras se toman medicamentos y siempre evitar conducir después de haber tomado alcohol.

• Si estás cansado/a.

• Personas de edad avanzada.

 

Autor:
Lourdes Martín Corona
Farmacéutica
Centro de Información del Medicamento del COF Sevilla