blog
> Suscríbete
 

Marcando la casilla de aceptación de nuestra Política de Privacidad, usted otorga su consentimiento expreso al REAL E ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE FARMACÉUTICOS DE SEVILLA (en adelante RICOFSE), responsable de esta web, para la recogida y el tratamiento de los datos personales que proporciona en el presente formulario. Estos serán almacenados en servidores propios del RICOFSE, ubicados dentro de la UE, y podrán ser usados exclusivamente para enviarle notificaciones de nuevas publicaciones en su Blog. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de datos en ricofsearrobaredfarma.org y consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.
 
> Síguenos en las redes
 
> Buscar
 

Decálogo para la prevención de la gripe

La gripe está a la vuelta de la esquina. Los datos de Australia nos avisan que puede ser dura. ¿Hacemos caso a las recomendaciones para estar preparados? ¿Sabemos qué seres queridos son más vulnerables y cómo protegerlos? ¿Qué pensamos de la vacuna de la gripe? En este artículo intentaremos que todo te quede un poco más claro, y si al terminarlo sigues teniendo dudas, ya sabes, acude a tu farmacia.
 
 
La gripe es uno de los principales problemas de salud pública. La produce un virus, motivo por el cual los antibióticos no son efectivos. Empieza de golpe, con síntomas como fiebre, dolor de cabeza y musculares, malestar general, congestión nasal y tos. En personas mayores, pacientes con determinadas enfermedades crónicas y embarazadas puede causar complicaciones graves, sobre todo respiratorias.
 
Los principales transmisores son los niños, entre otras cosas porque mientras que en adultos, el periodo de incubación (tiempo en el que no hay síntomas pero se contagia) es de uno o dos días, en los niños puede ser de hasta siete días. Imagínate la de besos que da y recibe, la de cosas que chuperretea, la de babas que regala a diestro y siniestro durante esa semana en la que contagia a medio mundo impunemente sin síntomas de estar malito.
 
Además es una enfermedad muy contagiosa, la sufriremos este otoño entre el diez y el quince por ciento de la población de cualquier edad.
 
 

¿Qué podemos hacer para prevenir la gripe?

 
Pues, para empezar, podemos seguir una alimentación equilibrada que incluya todos los nutrientes necesarios, hacer ejercicio o evitar malos hábitos como el tabaco.
 
Otras medidas que serán útiles son el lavado de manos frecuente, taparse la boca al toser o al estornudar con el codo y usar pañuelos desechables.
 
Y de entre todas las medidas, la mejor forma de evitar padecer y/o transmitir la gripe es vacunarnos. Si tienes más de 65 años, padeces alguna enfermedad crónica o estás embarazada, acude a tu centro de salud para vacunarte. La campaña de gripe este año comienza la tercera semana de octubre.
 
Además de vacunarte, pregunta a los sanitarios que te cuidan si están vacunados. Todo profesional de la salud que trabaja con pacientes debería vacunarse cada año de gripe, por él mismo, por sus pacientes y por su familia.
 
La vacuna de la gripe NUNCA PRODUCE LA ENFERMEDAD, ya que está compuesta por trocitos de virus. Si algún año te vacunaste y a pesar de ello tuviste gripe, pudo ser por otros motivos, por ejemplo porque ya estuvieras incubando el virus, porque la vacuna no hubiera sido efectiva ya que el virus muta con mucha facilidad (por eso hay que vacunarse todos los años), porque no fuese gripe sino resfriado… Es cierto que la vacuna de la gripe (en gran parte por las características del virus) no es la vacuna más efectiva que hay, pero es la mejor manera de prevenir la gripe. Las personas vacunadas tienen menos probabilidades de contraer la enfermedad, y si la contraen, será menos grave.
 
 
Por tanto, las diez mejores cosas que podemos hacer para prevenir la gripe son:
 
1. Vacunarnos (nosotros, nuestros mayores, nuestros familiares con enfermedades crónicas, nuestras embarazadas y las personas que están en contacto con los grupos anteriores).

2. Pedir a nuestros sanitarios que se vacunen.

3. Lavar frecuentemente nuestras manos.
 
4. Cubrir con el codo la boca al toser o estornudar.
 
5. Usar pañuelos desechables y no guardarlos para reutilizarlos.
 
6. No acudir a los centros de salud si no es estrictamente necesario.
 
7. Llevar una dieta equilibrada y saludable.
 
8. No fumar.
 
9. Hacer ejercicio.
 
10. Evitar en temporada de gripe lugares cerrados, poco ventilados o las grandes aglomeraciones.
 
La gripe llegará, como todos los años. Que nos pille preparados o no es cosa nuestra.
 
 

Autor:
Rosario Cáceres Fernández-Bolaños
Farmacéutica
Desarrollo de Proyectos Profesionales y Relaciones Institucionales del COF Sevilla