Última actualización: 20-10-2020
Inicio  >  Actualidad  >  La Farmacia sevillana, dispuesta para asumir más atribuciones para reforzar la atención primaria y las políticas de salud pública
Actualidad

La Farmacia sevillana, dispuesta para asumir más atribuciones para reforzar la atención primaria y las políticas de salud pública

viernes, 25 de septiembre de 2020 12:26
Con motivo del Día Mundial del Farmacéutico, desde el Colegio reivindicamos el papel de la profesión farmacéutica durante la pandemia y ofrecemos nuestra colaboración para reconstruir el sistema sanitario y asumir nuevas funciones que permitan descargar hospitales y centros de salud
Con motivo del Día Mundial del Farmacéutico, nuestro Colegio ha subrayado el ofrecimiento para que la farmacia comunitaria colabore en la reconstrucción del sistema sanitario en tiempos de COVID y post COVID19, ya que se encuentra dispuesta y preparada para asumir nuevas funciones que permitan descargar hospitales y centros de salud, pues si algo ha demostrado la pandemia es que la protección de la salud debe comenzar más cerca de casa de los ciudadanos, y nada más cerca que nuestras farmacias.
 
La crisis sanitaria desatada por la pandemia ha puesto de manifiesto las debilidades o necesidades de mejora del sistema y que obligan a reforzar los mecanismos de atención primaria. No se trata de asumir el rol de los centros de salud, sino de colaborar con ellos para que puedan hacer mejor su función, ayudando a los pacientes a entender su medicación, detectando problemas relacionados con el uso de sus medicamentos, haciendo seguimiento de sus tratamientos y aumentando la adherencia a los mismos, trabajando juntos y comunicándonos mejor con médicos, enfermeros y todo el equipo de atención primaria. Ante todo esto, pedimos a las autoridades sanitarias osadía para afrontar los nuevos retos e implicar a la farmacia en ellos a través de un uso racional del farmacéutico.

Sería fundamental, por ejemplo, integrar a nuestras farmacias en la futura Agencia de Salud Pública y en las estrategias y campañas sanitarias, así como desarrollar programas de cribado y protocolos de detección precoz en la farmacia, y participar en las estrategias de vacunación. Asimismo, son igualmente importantes el resto de modalidades profesionales de ejercicio farmacéutico, que pueden cobrar igualmente un rol muy activo en el desarrollo de nuevas políticas de salud pública.
 
Esta crisis nos ha enseñado que la protección de la salud es un trabajo que hay que hacer fuera también de los centros sanitarios y que tiene mucho que ver con la investigación, la prevención, la información de calidad, la sensibilización pública, la alimentación y los estilos de vida y la epidemiología y los análisis, campos en los que los profesionales farmacéuticos tenemos grandes posibilidades de desarrollo y crecimiento.