En este post ofrecemos respuestas a las múltiples dudas que surgen ante una enfermedad crónica como la diabetes y en relación a los distintos tratamientos existentes para la misma.

¿Qué es la diabetes?

Una enfermedad muy frecuente (afecta entre el 6 y 10% de la población) que consiste en que tu insulina no trabaja bien o que no tienes suficiente insulina en sangre. La insulina a su vez es la encargada de captar la glucosa de la sangre y llevarla a las células donde es utilizada como energía. Como la insulina no hace su trabajo, tenemos altas cantidades de glucosa en sangre. Si no controlamos estos niveles, a largo plazo se producen daños graves e irreversibles en distintos órganos como riñón, ojos, corazón, arterias, nervios, etc.

¿Siempre hay que tomar medicación con diabetes?

No siempre, en ocasiones y sobre todo al principio, simples medidas dietéticas, de pérdida de peso y de ejercicio físico pueden ser suficientes para controlar la diabetes. Pero ten en cuenta que lo importante es controlar los niveles de glucemia (glucosa en sangre) para evitar problemas. Si las medidas no farmacológicas no son suficientes, la medicación será tu aliada y tu escudo protector.

¿Todos los comprimidos actúan igual?

No, depende de la pastilla:
  • Hay medicamentos que hacen que la insulina trabaje mejor, es el caso de la metformina. La metformina es un medicamento muy seguro, no produce bajadas de azúcar y debe tomarse con la comida o justo después para que no produzca molestias gastrointestinales.
  • Medicamentos que aumentan la producción de insulina. Ejemplo de esto fármacos son la glibenclamida, gliclazida o clorpropramida.

Y entonces, ¿Por qué debo inyectarme insulina?

Porque a veces no es posible controlar los niveles de glucosa sólo con medicación oral, y hoy por hoy, la insulina sólo puede administrarse inyectada, (si la tomásemos por vía oral se inactivaría en el estómago).

¿Todas las insulinas son iguales?

No, hay de varios tipos, de acción rápida, media y prolongada y mezclas de insulinas. Las de acción intermedia o prolongada se suelen administrar una vez al día, por las noches o las mañanas, y las de acción rápida antes o con las comidas.

¿Cómo puedo aprender a utilizar mi insulina?

Cuando tu médico te prescriba la insulina, te derivará a enfermería para el primer contacto con el medicamento. Después, en tu farmacia estaremos preparados para ayudarte una vez que salgas del centro de salud para reforzar los mensajes de los demás profesionales y aprender juntos. Acude todas las veces que necesites para preguntar todas las dudas que tengas.
Estos medicamentos se conocen como  «formas farmacéuticas complejas», lo que quiere decir que es completamente normal que tengas que preguntar muchas cosas cuando empieces a utilizarlo.

¿Tengo que guardar las insulinas en la nevera?

Sólo hasta que empieces a usar la pluma. En ese momento puedes dejarla fuera de la nevera sin problema hasta que se gaste, pero teniendo la precaución de que no esté cerca de un foco de calor, a la luz o a temperaturas superiores a 25 grados. Guárdala con el capuchón puesto.
Cuando se termine no la tires a la basura, llévala con su capuchón y su embalaje original al punto Sigre® de la farmacia.
Si quieres saber consejos sobre vida saludable en pacientes diabéticos, pincha aquí.
Ante cualquier duda, acude a tu farmacia, te estamos esperando.