En el post de esta semana veremos por qué no se recomienda el uso de remedios caseros para los piojos. ¿Te interesa? Sigue leyendo.

Son muchas las consultas que nos llegan sobre la infestación recurrente por piojos, y sólo basta indagar un poco para llegar a la conclusión de que el remedio usado para intentar eliminarlos ha sido el remedio de la abuela, o bien porque no se han aplicado correctamente los productos específicos, también llamados pediculicidas. En este sentido te recomiendo que leas este post sobre el tema.
Aunque no se ha demostrado que estos remedios caseros  puedan resultar perjudiciales para la salud, lo que sí es cierto es que no existe NINGUNA evidencia científica sobre su eficacia. Y ahora los defensores de estos métodos se indignarán y defenderán a capa y espada la utilidad del vinagre para matar a los piojos… Pero eso es como si yo defiendo que meterles fuego también los mata, ¿pero para qué incomodar al niño? (y digo niño porque son los más propensos a contraer piojos).
Por lo que he podido leer en los foros, este tipo de remedios se recomienda dejarlos actuar toda la noche. ¿Dormirías tú toda la noche con vinagre en el pelo con el consecuente efecto que tiene estar respirando toda la noche ese olor tan fuerte? Pues si la respuesta es sí, allá tú, pero desde luego habiendo productos cuya eficacia está 100% demostrada y que además son inocuos, inodoros e indoloros para los niños, y cuya aplicación es mucho más rápida….¿porqué hacerles pasar por ese trago?
Los remedios caseros que más adeptos tienen incluyen sustancias tan dispares como vinagre, alcohol isopropílico, aceite de oliva, mayonesa, mantequilla derretida y vaselina… ¡Si le añadimos kétchup puede estar hasta rico!
No voy a entrar a mencionar las distintas formas de aplicación de estos remedios, porque como ya he dicho, no existe evidencia científica al respecto. Sin embargo la evidencia sí existe para demostrar la ineficacia de estos productos como pediculicidas, tal y como queda patente en este estudio realizado de forma conjunta por las universidades de California y Massachusetts, cuyos resultados sólo se mostraron en parte (y digo en parte) para la vaselina (ver artículo) que por su efecto oclusivo asfixia al piojo; pero bueno, estaréis conmigo en la incomodidad de aplicar vaselina en todo el cuero cabelludo y toda la extensión del pelo durante una noche entera.
En resumen, ninguno de los productos contenidos en los remedios caseros examinados resultó ser  eficaz para el  control de los piojos. Así que por favor, dejemos los cueros cabelludos en paz y apliquemos productos especialmente formulados para esa zona, ya que por mencionar algunas de las reacciones adversas que sí pueden provocar los remedios caseros, os diré que el vinagre, debido a su pH ácido puede provocar irritación del cuero cabelludo.
Si todavía tienes dudas al respecto, te animo a que acudas a tu farmacia de confianza donde podrás recibir información sobre la pediculosis así como de toda la gama de productos pediculicidas que existen en el mercado.