Ya está aquí el otoño y con él los dichosos resfriados y la temida gripe; afortunadamente los primeros cursan favorablemente y para la segunda tenemos vacuna.

No tenemos aun esa suerte con el coronavirus, aunque seguro llegará pronto.
Mientras tanto os vamos a dejar una tabla que recoge los principales síntomas de los 3 procesos para que no cunda el pánico al primer estornudo:
El resfriado común no tiene tratamiento; únicamente  podemos combatir los síntomas con los conocidos antigripales o anticatarrales; hay una amplia gama, y todos consisten en la asociación de un analgésico-antitérmico, frecuentemente el paracetamol, un antihistamínico para combatir los estornudos, descongestionantes para la congestión  nasal y otros componentes secundarios que ayudan a mejorar el estado general (antitusivos, mucolíticos, expectorantes, antisépticos, cafeína…).
Además vuestro farmacéutico os podrá aconsejar sobre determinados productos que se emplean para prevenirlo, como própolis, equinacea, vitamina C, zinc…
Con respecto a la gripe, quisiera recordaros que todos los años, en otoño comienza la campaña de  vacunación antigripal, así que estad atentos porque ya mismo llega.
Y cómo no… Os dejamos las recomendaciones de la OMS aquí para prevenir la infección por coronavirus.
Para terminar, recordaros que en los tres casos el agente causal es un virus, por lo que no se deben tomar antibióticos, ya que sólo son eficaces contra las bacterias. El uso indebido de antibióticos sólo nos lleva a generar una mayor resistencia de las bacterias a estos medicamentos y, por tanto, a la pérdida de eficacia de los mismos.
Y como siempre, si tenéis cualquier consulta, no dudéis en acudir a vuestra farmacia habitual.